Crónica de Star Wars in Concert Madrid

Como ya sabréis el sábado 20 de marzo un grupo de socios de HoloRed tuvimos la suerte de asistir al Star Wars in Concert, un maravilloso espectáculo musical construido alrededor de los temas que John Williamns compusiera para las películas de la saga.

Para todos los que no pudisteis asistir aquí tenéis mi crónica de un día redondo…

El día empezó bien temprano, queríamos aprovechar la mañana en Madrid así que íbamos a salir en el AVE de las 8:00 para poder llegar sobre las 10:30. Eso requería levantarnos a las 6:30 de la mañana, una hora algo intempestiva para un sábado.

Una ducha, un café y a preparar la mochila. Cámara, lista. Batería, cargada. Tarjetas de memoria, listas. iPhone, listo. Entradas, listas. Entradas, listas. Entradas, listas… Una vez comprobé por enésima vez que no me olvidaba las entradas, no era plan tirarse del tren a medio camino, salimos de casa y nos dirigimos a la estación.

Allí estaban ya esperando Draco y Veriaryel. Al poco llegó Ogait. Un poco después Taj y señora. Y por último troncha y señora. Esperando a que se pueda embarcar en el tren alguien pregunta “¿Habéis comprobado las entradas?”. Las entradas, están. Las entradas, están. Las entradas, están…

Embarcamos en el tren sobre las 7:30 y una grata sorpresa, billete turista, vagón preferente. El tren salió puntual de Sevilla, entre susurros de “el primer transporte ha partido”. Aprovechando que el tren iba medio vacío decidimos juntarnos en un único vagón. Dado que la película era un tostón, que novedad, improvisamos una pequeña tertulia sobre temas variados, armaduras, sables, cine, series… a media mañana y pasado Córdoba continuamos la tertulia en la cafetería mientras tomábamos algún refrigerio.

Llegamos a Madrid sobre las 10:30, tal y como yo había previsto. No eramos los únicos Socios que iban a Madrid al concierto. Otros habían llegado el día anterior en autobús, otros estaba de camino en coche y otros lo harían en AVEs posteriores al nuestro.

Procedimos a contactar con los nativos del lugar. Crassus, estaba de camino y aún tardaría un poco en llegar. Igno32 quedó con nosotros en una de las tiendas que íbamos a visitar.

Crassus llegó enseguida y empezó el peregrinaje. Como buenos frikis decidimos irnos de tiendas, a ver si encontrábamos algo interesante. Yo iba detrás de alguno de los nuevos FX de Hasbro o de un stunt replica de Obi-Wan. Así que cogimos el metro y nos dirigimos a Callao que es la zona donde andan la mayoría de las tiendas. En una de estas tiendas, Elektra nos esperaba Igno32 y señora que se incorporaron a nuestra procesión. Una por una fuimos visitando todas las tiendas y uno por uno fuimos picando. Yo primero con la Enciclopedia de Star Wars y después comprando scaled replicas de los sables como si fueran caramelos, pero que queréis, están descatalogados o los pillo o igual no los vuelvo a ver.

En Atlantica Comics nos esperaban los miembros de SW Madrid y la Rebel Legion para dirigirnos al local en el que íbamos a comer. Y es que aprovechando que para el concierto iba a venir gente de toda España decidimos quedar todos para comer y convertirlo en el mayor encuentro de fans de Star Wars que se había celebrado en mucho tiempo.

La comida la hicimos en un restaurante con buffet libre, bastante recomendable. Medio centenar de fans de Star Wars de varias asociaciones y venidos de todos los puntos del país, almorzando juntos. Allí nos reencontramos con viejos amigos de la Rebel Legion y SWMadrid y conocimos a otros nuevos. Incluso el propio Darth Vader, encarnado Gorde Gapam, antiguo socio de HoloRed, hizo acto de presencia en la comida. Durante la comida también se nos unio Nrike, después de terminar con los compromisos de la mañana. Comiendo, bebiendo y charlando se nos pasó el almuerzo y procedimos a despedirnos y seguir nuestro camino hasta al Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, donde en poco más de una hora empezaría el concierto.

Allí nos esperaban el resto de Socios, LirVe, Geo-Kun, Mazin, estaba Qui-Gon. Al rato llegaron Kendell, Luban’j y Padmé. Quedaban tres cuartos de hora para que empezará el concierto y las colas a la entradas del recinto eran considerables. No entiendo porque, ya que las entradas eran numeradas. Se abren las puertas y todos para adentro. De nuevo nos separamos ya que teníamos localidades en zonas diferentes, algunos estábamos en la pista, otros en las gradas laterales. Un guardia en la puerta para a troncha y examina el FX que llevaba y había comprado a Igno32, ¿con esto puede pasar?. LirVe, le dice, “quiyo como este te vas a encontrar 50 más hoy”. El tipo nos deja pasar.

Una vez dentro procedimos a localizar el acceso a pista. Todo era un pequeño caos, con tanta gente. En los accesos estaba la exposición y las tiendas. La exposición decidimos dejarla para más tarde, habíamos estado en la Exhibition. La tienda no tenía gran cosa, tazas, camisetas y algunas gorras todo del Star Wars In Concert. Por los pasillos vendían el programa, 20€ un poco un abuso, pero bastante molón así que volví a picar.

Localizamos el acceso y por fin llegamos a la pista. Momento de encontrar nuestras butacas. Los miembros de la organización muy diligentes iban indicándonos las zonas. Llegamos y !!horror!!, nuestras butacas no están. ¿Dios que porras ha pasado?. ¿Dónde está la 29/7?. En donde debieran estar está la zona de controles del espectáculo. Se nos acerca una señorita muy amable y nos indica que nos han cambiado las butacas y que nos mueven a la fila 23, !!hurra!!, seis filas más adelantado. Unas butacas muy buenas, en la zona centra justo detrás de la zona más cara y con una visión del escenario fantástica.

La ambientación también estaba muy bien, sonido ambiente basado en efectos de la saga, que si un wookie, un R2D2, un sable laser. Poco a poco fue llenándose el recinto. Más de 8.000 personas asistieron a la primera sesión. De repente empiezan a aparecer los músicos. Empiezan a afinar los instrumentos, y empezamos a escuchar acordes que nos son familiares. Una señorita nos avisa por megafonía que nos sentemos, que el espectáculo va a empezar y que las luces se apagaran repentinamente.

Se va la luz y suena la fanfarria de la Twenty Century Fox, y allá vamos el mítico tema de Star Wars, en directo mientras en la pantalla las letras de Star Wars se mueven rápidamente hacia el infinito como en el principio de todas las películas. Una gran ovación por parte del público. La emoción me embarga mientras suena el tema principal de la saga y no puedo evitar echar alguna lagrimita. Mientras suena la música en la pantalla escenas clásicas de todas las películas. Termina el tema y otra gran ovación del público.

Y de repente aparece en escena Anthony Daniels. De nuevo el Palacio de Deportes se viene abajo. “Buenas tardes damas y caballeros. Bienvenidos a La Guerra de las Galaxias en Concierto” dice en un correcto castellano. Grandísima ovación. A partir de ahí Daniels se pasa al inglés que podemos ver subtitulado en la gran pantalla. Uno tras otro va introduciendo los temas, Duel of the Fates, Across the Stars, lo mejor de la nueva trilogía para terminar justo antes del descanso con Imperial March. Todo esto ante un público entregado que aplaudía uno y cada uno de los temas interpretados magistralmente por la Roya Philharmonic Concert Orchestra bajo la dirección de Dirk Brossé.

Y todavía quedaba la otra mitad. Dios mío como estaba disfrutando. En el intermedio aprovechamos para comentar todos los detalles, lo bien que estaban escogidos los temas, lo bien que estaban escogidas las imágenes y los trozos de diálogos que se escuchaban en momentos puntuales. Que bien nos lo estábamos pasando y quedaba lo mejor mi trilogía preferida. Empezamos a hacer apuestas sobre los temas que debían sonar, mi a puesta personal era que debía sonar The Asteroid Field, Battle of Endor y terminar con el The Throne Room. Más que una apuesta era un deseo personal. La fuerza es intensa en mí y empezando por el The Asteroid Field y terminando por un apoteósico The Throne Room se fueron cumpliendo mis designios y no sólo eso. Pricess Leia’s Theme, Yoda’s Theme, Binary Sunset, Cantina Band… todo aderezado por un increíble despliegue multimedia. De nuevo no pude evitar emocionarme cuando en mitad del tema Pricess Leia’s Theme proyectan la escena de El Imperio Contraataca cuando antes de congelar a Han ella le dice “I love you” y Han responde “I know”. Oh, que gran tarde estábamos teniendo, pero se acababa. Y aparece Anthony Daniels de nuevo y introduce el último tema para terminar diciéndonos en castellano “Que la Fuerza os acompañe”, gran ovación. Y suenan los acordes del último tema The Throne Room.

Termina el tema y el recinto se viene abajo, el público en pié aplaudiendo y ovacionando a los músicos. Vuelve al escenario Anthony Daniels, estrecha la mano del director saben del trabajo bien hecho. El público sigue en pié ovacionándolos, pasa otro minuto, nadie se va y de repente Daniels pregunta “¿Otra?”, “SIIIIIII” responde un público entregado. Daniels se retira y La Marcha Imperial inunda por segunda ocasión el Palacio de Deportes y esta vez se proyectan imágenes de la orquesta centradas en los instrumentos más relevantes que están sonando en ese momento. Termina y el público de nuevo en pié. Vuelve al escenario Daniels que vuelve a felicitar al director. Agradecen al público su entrega con una reverencia y se marchan. Ahora sí, se ha terminado.

Maravilloso. Increíble. Inigualable. Impagable.

Lo mejor, la música, la orquesta, el presentador y la puesta en escena.

Lo peor, algunos detalles de la organización, como el reubicar a la gente. O no controlar a los vendedores de bebidas hasta varios minutos después de que comenzó el concierto. O que prácticamente nos echaran del recinto cuando mirábamos la exposición. También el traductor que realizó los subtítulos que metió la pata en algunos momentos.

Salimos del recinto, o más bien nos echan. Y nos reunimos con el resto. Algunos van a entrar a la siguiente sesión. Otros harán noche en Madrid y otros se vuelven a Sevilla en un rato. Aprovechamos para hacernos una última foto de grupo. Sólo hay que ver nuestras caras para saber que nos lo hemos pasado muy bien.

Volvemos a la estación, esta vez somos bastante más que a la ida y no sólo de HoloRed. Cansados pero satisfechos. Dos horas y media de viaje que se hacen corta comentando el concierto y charlando de muchas otras cosas.

Un día inolvidable.

Comentarios

GRacias mil por tu vivida

GRacias mil por tu vivida cronica. Para los que como yo no hemos podido ir ( el maldito trabajo) es un gustazo leer estas lineas.


Me muero de envidia, pero estoy feliz por vosotros, los que lo habeis disfrutado en directo.


Lo dicho gracias, gracias y gracias


 


QLFTA

Imagen de Nrike Darklighter

Paljo escribió: Un guardia en

Paljo escribió:
Un guardia en la puerta para a troncha y examina el FX que llevaba y había comprado a Igno32, ¿con esto puede pasar?. LirVe, le dice, “quiyo como este te vas a encontrar 50 más hoy”. El tipo nos deja pasar.


jaja, mítico XDDD aunque mejor fue la cara que puso troncha justo antes, cuando el guardia no dejó entrar a Taj con el paraguas, y sacó el sable de la funda, lo mira, y se queda… “what??”


XD

Maestro de la Órden Jedi y antiguo padawan del maestro LirVe Gibeh Dè.
Union Armada - Netón Ø1 CC-2210 “Chapas”
Al-Andalus Squad - Vin Northal, Comandante de la Guardia Imperial.

Fue un honor compartir esta

Fue un honor compartir esta experiencia con vosotros, en la distancia durante y en el HoloAVE de vuelta. Joking

Podrías subirlo como

Podrías subirlo como noticia…. Thumb Up

Estaba esperando al quinto

Estaba esperando al quinto voto para subirlo a la página principal Wink.

QLFTA

¡Fantástica Crónica!

Solamente añadir que, en el concierto, me hubiera gustado escuchar “Hyperspace - It’s a trap!” o los barítonos del enfrentamiento definitivo Vader - Luke en el ROTJ. Thinking

Por lo demás, una gran crónica, que suscribo plenamente!! Thumb Up

Nos lo pasamos de miedo!!! Joking Joking Joking Joking Joking Joking

buenisima cronica

buenisima cronica Wink